Home
CERTIFICADOS
Contacto

Noticias


 
24 de Marzo de 2001

Hay tres muertos y 36 infectados por leptospirosis en Quilmes - Las cucarachas pueden causar crisis alérgicas y asmáticas.

Se detectaron tres focos en los barrios Monte Matadero, La Paz y La Cañada · Las víctimas son dos hombres y una mujer · Es el brote más importante registrado en la provincia de Buenos Aires en los últimos 15 años.

Tres personas murieron en la última semana de leptospirosis en Quilmes, y por lo menos, otros 36 padecen esta enfermedad, que transmiten las ratas, los gatos, los perros, los cerdos y los caballos por el contacto con su orina. Los casos fueron confirmados ayer por el subsecretario de Salud de Quilmes, Daniel Agüero; la directora de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Nación, Cristina Echegoyen, y el director de la Región Sanitaria VI bonaerense, Horacio Guerrero.

"Es el brote de leptospiroris más importante de los últimos 15 años porque sobrepasó los 40 casos que tenemos por año en toda la provincia", explicó Guerrero a Clarín. Primero se evaluó a 60 personas con síntomas —como dolores musculares y de cabeza—, luego se les realizó análisis de sangre a 40 y 28 dieron positivo. Algunos fueron dados de alta, otros tienen tratamiento ambulatorio y 8 están internados en el Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes.
Hasta el momento, se detectaron tres focos en los barrios carenciados de Monte Matadero, La Paz y La Cañada. En total, ahí viven unas 50.000 personas en condiciones precarias: los rodean zanjas con agua contaminada, perros vagabundos, roedores, basura, lodazales y hasta criaderos de cerdos clandestinos.

El primer enfermo que murió, el 16 de marzo, fue Luis Alfonso (39), que vivía en una casa de la villa Monte Matadero. El hombre había compartido un asado que terminó con un festejo en el que se arrojaron baldes de agua y barro. Para llegar a su casa, hay que pasar por un laberinto de calles embarradas, donde los chicos de la villa juegan, descalzos, entre la basura, charcos de agua sucia, perros y gallinas. La esposa de Alfonso, Norma Enrique (34), tiene 4 hijos y la visitaron médicos de Epidemiología de la Secretaría de Salud de Quilmes: "A Sabrina (9) le duelen las piernas y a Luciano (12) la cabeza. Pero les estamos dando remedios porque el papá también empezó con dolores en el cuerpo y resfrío", le dijo a Clarín.

El jueves pasado también murió Natalia Del Moro (25), en el hospital Muñiz de la Capital. La chica vivía en Bernal Oeste, tenía dos nenas de 3 y 6 años, y había ingresado unos días antes al hospital de Wilde con un estado gripal y un severo cuadro de afección pulmonar. La última muerte fue ayer a la mañana en el hospital Iriarte: es un joven de 24 años de San Francisco Solano, cuyo nombre no fue revelado.

"Grupos de médicos trabajan en los barrios con focos para hacer prevención con los vecinos, entregar remedios y detectar los contactos que tuvieron los infectados", contó Agüero. Y agregó: "Por otro lado, se está realizando un saneamiento del agua con sulfato de cobre y se inició una desratización en la zona".

El Centro de Zoonosis de Azul trabajó durante toda la semana en Quilmes y se llevaron muestras de sangre de 29 personas —que aún se encuentran en proceso— y de 11 perros: 6 dieron positivo.


Prevensión y Tratamientos

La leptospirosis es una enfermedad contagiosa producida por la bacteria leptospira. Se trata de una zoonosis, es decir, se transmite de los animales al hombre. Casi no existe la transmisión de persona a persona.

Las leptospiras son eliminadas al medio ambiente con la orina de los animales infectados, contaminándolo. Por eso, el hombre y los animales se enferman al entrar en contacto con las superficies, aguas o alimentos mojados con esa orina. Los lugares más peligrosos son los arroyos, las zanjas, los ríos, las aguas estancadas y la basura. Y las zonas con ratas, perros, cerdos, gatos y vacas.

Luego de la exposición con la bacteria, ésta penetra por la piel o las mucosas. Los primeros síntomas aparecen a la semana: fiebre, ojos llorosos y enrojecidos, decaimiento, dolores musculares y de cabeza, náuseas, vómitos y piel amarillenta. A veces se lo confunde con una gripe fuerte o una hepatitis.

La enfermedad tiene cura si se la diagnostica rápidamente. Los adultos enfermos tienen que tomar 200 miligramos de doxiciclina por semana. Los chicos, 50 miligramos de ampicilina por día, y las embarazadas, 250 miligramos de ampicilina o 500 de amoxicilina.



Consejos para evitar el contagio

En un comunicado de prensa, el Ministerio de Salud de la Nación dio una lista de recomendaciones sobre medidas preventivas para evitar el contacto con la bacteria que causa leptospirosis. Son las siguientes:


- Evitar la acumulación de basura que pueda servir de alimento a los roedores y aumentar la posibilidad de reproducción.
- Limpiar con cuidado las viviendas.
- Utilizar lavandina para el lavado de los patios, veredas o cualquier otro lugar en donde se sospeche que pueden haber orinado roedores u otros animales infectados.
- Proteger los alimentos de forma que la bacteria no pueda llegar de ninguna forma a ellos.
- Limitar el número de alimentos al mínimo posible y evitar que estén en contacto con la orina de los roedores.
- También se debe evitar el contacto con el barro y, si es necesario caminar sobre él, hacerlo con calzado que proteja los pies.
- Tampoco se deben frecuentar lugares con agua estancada, zanjones, riberas de ríos o tosqueras que puedan estar contaminadas por orina de roedores.

El ministerio aclaró que todos deben tomar precauciones, porque "la leptospirosis no siempre está acompañada de la pobreza. Puede aparecer en zonas de alto poder adquisitivo que tengan mucha población de ratas".

Aclararon también que bien diagnosticada es tratable y curable con antibióticos de uso específico.


Volver